Buscar
  • cristina Ferreres

Tengo el mejor equipo?


Esta es una pregunta que nos hacemos a menudo a la hora de encarar los proyectos. En este sentido puedes encontrarte hasta en 3 situaciones distintas:

  1. Con un equipo hecho y cerrado, en el que no puedes hacer cambios

  2. Con parte del equipo y puedes incorporar a alguien más

  3. Con la posibilidad de montarlo tú mismo.

La primera situación es tal vez la que pinta más mal a priori y de la que a menudo las personas con las que he tratado más se quejaban. Cuantos no habéis escuchado una frase como esta: "Tengo que vender xxx y tengo a un comercial de baja, al otro se le cae el lápiz...Así es difícil conseguir estos objetivos". Esta frase es culpabilizadora, se tira la toalla antes de intentar nada y la excusa son los otros. (También hay quien está muy contento con su equipo desde el principio, pero este ya no se hace la pregunta del titular)

Lo primero es que tenemos que hacer es conocer a fondo ese equipo que tenemos y entender cada uno en qué situación está y porqué, no hay nadie que quiera ir a cumplir al trabajo, a todos nos gusta pasarlo bien y obtener satisfacción a través de nuestro él, pero en ocasiones surgen interferencias, porque somos humanos. Pueden ser de tipo personal y estas pueden solucionarse con una conversación clara (siempre con buenas formas) y dando flexibilidad, la persona afectada lo agradecerá y eso revertirá en compromiso y comunicación fluida.

Muchas veces la vorágine diaria hace que los responsables no conversen con sus colaboradores en detrimento del equipo, estas conversaciones por nimias que parezca y alejadas del negocio son beneficiosas a nivel personal y acaban revirtiendo positivamente en la empresa.

En otras ocasiones, te encontrarás con alguien frustrado, porque en el pasado habrá estado muy implicado en el trabajo y no habrá visto recompensas (mal management, comunicación poco clara y confusa...), debes llegar al fondo de la cuestión y mostrarle que contigo no va a ser así, debes implicarlo de nuevo y contar con esta persona y no simplemente para que ejecute, sino para tomar en cuenta sus opiniones, que seguro serán valiosas.

Sobretodo no olvidemos que a todos nos gusta aportar y no conozco a nadie que disfrute sólo calentando la silla, además el reto de modificar unas dinámicas en un equipo es muy gratificante y motivador, el resultado es muy grande a todos los niveles y no sólo me refiero al negocio.


La segunda, es un mix, tienes que hacer el trabajo de la primera (siempre aunque todo funcione) e incorporar alguien nuevo en el equipo. Si este equipo ya funciona has de seleccionar a alguien que encaje muy bien con los otros miembros, puedes incluso incluirlos en parte del proceso de selección, para ver qué feeling tienen y has de huir de estrellas con mucho ego, pueden destruir lo construido. Si tu equipo no está en la mejor forma, esta nueva incorporación puede suponer savia nueva y puede ayudarte a en tu proceso de cambiar las dinámicas. En cualquier caso tendrás 2 trabajos entender y acompañar a tu equipo actual e iniciar un proceso de selección, que uno de los procesos más claves de RRHH en toda empresa.


La tercera, a muchas personas les habrá parecido inicialmente la más sencilla y todos pensamos en montar un equipo de estrellas, pues bien llega el momento y surgen temas como el budget, preguntarse qué proyectos tienes entre manos y qué perfiles realmente necesitas para llevarlos a cabo, has de tener en cuenta la cultura.

Por otro lado como todo el equipo será nuevo tendrás que hacer una buena formación y generar situaciones para que todas estas incorporaciones vayan ganando en confianza.


A veces cuando he hablado con perfiles más tecnológicos tienden a pensar que si el perfil cumple con todo, inevitablemente tiene que funcionar y cuando no es así empiezan a buscar formaciones etc. para dicho colaborador...En estos casos les recuerdo que somos máquinas muchísimo más sofisticadas y nuestros resortes son más complejos, por lo que no siempre es la misma ecuación aunque lo parezca y el algoritmo debe cambiar y adaptarse, muchas veces simplemente ni siquiera le habían preguntado el porqué de esos resultados a su colaborador!

Se requiere de trabajo y cariño y poner la atención en las personas, los resultados llegan a continuación.

Si quieres que mi equipo te asesore aquí te dejo un link http://www.outboundpeople.com

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo